La marginalidad.Un fenómeno cultural?

 

Recientemente visité a mi familia, la cual debido a muchas causas hacía ya algún tiempo que no la visitaba. En el trayecto de aquel viaje observaba muchas variedades de problemas en el orden estructural de viviendas y su deplorable estado constructivo. Cabe destacar que hablo de un paisaje rural y su entorno campestre bien alejado del bullicio de la ciudad y del entorno conquistado por asfalto y calles Si bien es cierto que en materia de estados constructivos nuestro país supera un 60% de su fondo habitacional en estado regular y malo, múltiples pudieran ser las causas de aquella visión que he tenido mientras viajaba en busca del anhelado encuentro con mi familia. Al lado del camino real(como dice mi viejo) veía a hombres jóvenes y no tan jóvenes ingiriendo bebidas alcohólicas de todo tipo que dejaban ver a simple vista un contraste bien definido de un problema social que escapa de la mano de cualquier esfuerzo por parte de gobiernos e instituciones por tal de mejorar más que una imagen la vida económica de esos habitantes.

Hace algún tiempo escuché al presidente de Cuba hablar sobre la “Cultura de la marginalidad”, y pensé por un momento que era una frase un poco incómoda y poco apropiada viniendo de un jefe de estado Lamentablemente, me dí cuenta que lo que decía el presidente era cierto. Es muy cierto que la marginalidad y sus conducta se ha convertido en una “costumbre” casi imperceptible e *infinita en el tiempo y en la vida de quienes la padecen y la practican Un fenómeno bien lamentable para una población rural, la cual vive rodeada de excelentes tierras y cultivos de viandas,granos y otras variedades El vicio corrompe el alma de quienes se dejan arrastrar por sus cadenas El alcoholismo está causando en Cuba una muy lamentable situación social en el interior de su sociedad, *vemos como algo normal ver niños prácticamente comprando bebidas y cigarros; Si bien es cierto que existen medidas orientadas a prevenir esto, estas no se cumplen porque el mercado que las oferta es un marco informal donde el límite lo ponen sus dueños, y estos carecen en gran medida de responsabilidad social.

El fenómeno toma cada ves más fuerza y se acentúa en un país como el nuestro donde las carencias económicas son el día a día del cubano motivado por un bloqueo económico de los Estados Unidos en contra de Cuba y también por insuficiencias y errores cometidos por nuestros dirigentes. Todo esto unido ha tomado fuerza en el plano social y ha fomentado conductas verdaderamente marginales que parecen no acabar y tomar fuerzas en una sociedad socialista con derechos para todos, pero que en práctica muestra fisuras en el orden social. Hay comunidades en Cuba,generalmente rurales donde no se ve en algunos casos la obra de la Revolución, me refiero en el sentido práctico. Un ejemplo bien reflejado e rendiciones de cuentas del Delegado del Poder Popular en Cuba, son sin dudas el tema de los viales. en muchos barrios de campo no hay caminos prácticamente y los que hay están en muy mal estado. Otro tema que contribuye a la cultura marginal es el abandono administrativo. Un ejemplo Los consultorios del médico de la familia. Estos se caen a pedazos y las promesas de reparación y acondicionamiento no llegan nunca o se quedan “ciertos recursos en el interminable papeleo de la burocracia” Si no tienen caminos o vías con condiciones mínimas, si no son bien resueltos sus problemas por simples que parezcan, esto poco a poco crea un ambiente de vulnerabilidad porque no ven interés por parte de sus líderes hacia ellos, la psicología humana es así, necesitamos sentirnos atendidos para luchar con ganas en cada amanecer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *